Qualitax, es actualidad.

Para Qualitax estár informado es clave para tomar las decisiones correctas.
Aquí podrá estar al tanto de las últimas novedades de nuestra red de despachos, así como de las noticias relacionadas con nuestro sector.
Qualitax. 14/07/2017

Guía para recuperar el dinero perdido en Banco Popular

Compensación / Los accionistas minoristas clientes de Popular que acudieron a la ampliación de capital en junio de 2016 y los inversores en deuda subordinada de 2011 podrán solicitar el bono de compensación de Santander a partir de septiembre.

bancos

La compensación prevista por Santander para los minoristas afectados por la resolución de Popular es un alivio para los damnificados, pero tiene muchos puntos que desgranar. El banco no repondrá en efectivo las pérdidas de estos clientes, sino que emitirá un producto financiero que, bajo el nombre de bono de fidelización, compensará el total o parte de la inversión realizada en Popular.

 

Acción de fidelización. El plan contempla la emisión por parte de Santander de hasta 980 millones de euros en bonos. El minorista, y a la vez cliente del banco, que tenga derecho a la compensación recibirá el importe correspondiente en este tipo de bonos. Estos bonos cotizarán en el mercado de deuda español, donde su propietario podrá venderlos, si así lo desea, antes de su amortización (prevista a los siete años). Si no los vende, recibirá un interés anual del 1%.

Capital recuperado. Los inversores podrán recuperar el 100% del capital invertido en Popular (más el cupón del 1% anual durante siete años) en caso de que su inversión sea igual o inferior a 100.000 euros. A partir de esta cuantía, la entidad ha establecido una quita del 25% para las cantidades que comprendidas entre los 100.000 y los 500.000 euros; del 50% para las comprendidas entre los 500.000 y el millón de euros y del 100% por encima de esa cantidad. Se aplicará cada uno de los tramos de forma escalonada de manera que, si la inversión era de 500.000 euros, la compensación será de 300.000 euros (los 100.000 euros íntegros más los 400.000 restantes con una quita del 25%).

En el caso de los tenedores de deuda subordinada, se aplicará una quita adicional correspondiente a los pagos de los cupones que recibieron desde 2011. El cupón de las dos emisiones de deuda subordinada de Popular se fijó en el 8% y en el 8,25%, respectivamente.

Intereses. Los particulares que decidan acudir a la emisión de este bono recuperarán el capital invertido en Popular y, además, obtendrán un interés del 1% anual pagado trimestralmente hasta que Santander decida amortizar el producto. Sin embargo, el pago de este cupón es discreccional por lo que cabe la posibilidad de que, si la entidad atraviesa una situación comprometida, no se pague. En caso de que así fuera, la decisión de no pagar el cupón puede tomarla Santander, pero también el BCE bajo sus atribuciones de supervisor.

Coste. Acceder a la emisión del bono de Santander no tendrá ningún coste para los clientes de Popular que compraron acciones en la última ampliación de capital, ni para los tenedores de la deuda subordinada colocada en red en 2011. El banco, eso sí, sólo compensará a los inversores que depositaron los activos en la misma entidad, en Banco Pastor o en Banco Santander.

Calendario. Santander tiene previsto iniciar el proceso de compensación en septiembre, previo registro en la CNMV del folleto informativo correspondiente. A partir de ese momento los clientes podrán solicitar la entrega de los bonos. Según la propia entidad, los plazos exactos se detallarán en el folleto informativo. La entidad espera que la gran mayoría de los afectados acuda a la emisión del bono.

Vinculación. Accediendo a este bono, el cliente se compromete a mantener la relación que tenía previamente con la entidad hasta, por lo menos, la fecha de amortización del producto, prevista siete años después de la colocación. Sin embargo, el bonista que venda el activo en el mercado secundario sí que podrá desvincularse libremente. Al margen de esta condición, el cliente debe abandonar las acciones judiciales iniciadas o por iniciar relacionadas con la tenencia de acciones o deuda de Popular.

Mercado. Desde Santander señalan que el bono de fidelización cotizará en el mercado de deuda español (AIAF) donde se podrá negociar libremente su compraventa. Para la adquisición de este activo en el mercado secundario, señalan desde el banco, no será necesario cumplir las condiciones exigidas a los clientes sujetos a la compensación. La entidad presidida por Ana Botín planea firmar un acuerdo con un tercero para dotar de la liquidez suficiente al producto.

Riesgo. El bono que emitirá Santander no tiene riesgo en la medida en la que se trata de una compensación a inversores que ya lo habían perdido todo. Si se obvia esto, lo cierto es que la semejanza de este activo con los bonos contingentes convertibles (los famosos CoCos) lo convierten en un producto pensado para inversores con conocimientos financieros. Si la ratio de solvencia de Santander se reduce por debajo de un determinado umbral (que se determinará en el folleto de emisión), esta deuda podría volatilizarse. Precisamente por esto, la venta de CoCos está prohibida a inversores particulares.

Vencimiento. Se trata de un producto perpetuo que, eso sí, tiene una opción de amortización anticipada a los siete años a voluntad de Santander, previa autorización del Banco Central Europeo. La entidad tiene fuertes incentivos para amortizar la emisión en esa fecha pues, a partir de entonces el cupón a pagar se incrementa en los términos que se fijen en el folleto informativo que se registrará en septiembre.

Qué es este bono. El bono de fidelización que Santander emitirá en septiembre guarda muchas similitudes con los de los CoCos, a los que los inversores minoristas no tienen acceso en España: son perpetuos, con opción de amortización; su cupón es discrecional y tienen capacidad de absorción de pérdidas, pudiendo volatilizarse si la ratio de solvencia del banco se sitúa por debajo de un determinado umbral. De hecho, en el orden de cobro en caso de shock crediticio, los CoCos y los bonos que emitirá Santander ocupan la misma posición, entre la deuda subordinada y las acciones.

Qué gana Santander. A través de esta acción voluntaria el banco busca mantener la vinculación de los que se considera que son unos de los clientes más fieles de Popular, compensando a aquellos que, como inversores, sufrieron pérdidas tras la resolución del banco. En segundo lugar, se asegura que los bonistas abandonen los litigios. Por último, en el ámbito financiero, Santander consigue ampliar su colchón anticrisis, toda vez que la nueva deuda emitida computa para los nuevos requerimientos regulatorios exigidos desde Bruselas.

Fuente: Expansión

Nosotros
te llamamos.
Déjanos tu contacto y te llamamos en menos de 24 horas. Contactar

Qualitax es el resultado de la unión del talento de consultores y profesionales de alto nivel formativo, con una acreditada experiencia en el mundo del asesoramiento y de la gestión de pymes. Disponemos de Delegaciones en Pamplona, Tudela, Zaragoza, Barcelona, Madrid y Tenerife, estando inmersos en un proceso de expansión por todo el territorio Nacional.

EQUIPO / SERVICIOS
¿Por qué elegirnos?

Analizamos la problemática de su empresa realizando una Auditoría de Gestión.

> MÁS INFORMACIÓN